bookcrossing

El bookcrossing es la práctica de dejar libros en lugares públicos para que los recojan otros lectores, que después harán lo mismo. El libro posee una etiqueta con su número de identificación en la que se pide a la persona que lo encuentre que entre en la web de BookCrossing y escriba un pequeño apunte para notificar el hallazgo, y finalmente que deje el libro una vez lo haya terminado en cualquier otro sitio público sin romper la cadena del viaje, registrándolo en la web de BookCrossing.

En cuanto al trueque, la biblioteca dispone de una mesa en la recepción en la que los usuarios podrán entregar un libro y llevarse otro con el fin de volver a ponerlos en circulación. Los libros serán revisados por el responsable de recepción para comprobar su buen estado y la calidad de las obras.